Tag Archives: cárcel

“NORMAS INTERNACIONALES EN LA REHABILITACIÓN SOCIAL EN EL ECUADOR” ¿Y LAS NORMAS NACIONALES?

Por: Marcelo Rivera
Con un despliegue impresionante de publicidad –de aquellos de campaña electoral- el Gobierno anuncio la declaratoria de emergencia en las cárceles del país. Esta medida se aplica, luego de años de exigencia y presión por parte de las personas privadas de libertad (PPL) y de sus familias, para acabar con el hacinamiento que es evidente en los centros de rehabilitación, se esperaba la construcción de modernos centros donde se aplique una visión humanista y de inclusión social y económica de los PPL y la sociedad ecuatoriana, como entes productivos.
Al momento se han construido la cárcel de máxima seguridad de Guayaquil llamada “La Roca” la de Santo Domingo y la cárcel de Sucumbíos, se espera en estos meses que continúen en remodelación y construcción de nuevos centros de rehabilitación en varias ciudades, se proyecta la construcción e la cárcel de Quito, y otras más.
Pero como no todo lo que brilla es oro, la inauguración y la puesta en funcionamiento de estos centros abierto un interesante debate: de la mano de la edificación de esta infraestructura ¿Hay un modelo de rehabilitación ecuatoriana, con características humanistas, democráticas, y de verdadera inclusión social?.
Para empezar, el modelo de rehabilitación que se está implementando es nuestro país, es una copia de lo que ellos llaman normas internacionales; que en realidad, es el esquema aplicado en Chile, Francia y Estado Unidos.
Modelo basado en un control total de la persona privada de libertad el mismo pierde toda individualidad, comunicación, vinculación o relación social.
Todas sus pertenencias son retenidas por la institución, la misma que le entrega” lo necesario para su manutención. Un uniforme con la siglas PPL, útiles de aseo utensilios de alimentación.
En las celdas, ningún artefacto, medio o forma de estar al tanto de lo que ocurre en la sociedad, parecería que la única realidad “real”; que quiere que la PPL sepa es la oficial.
Se prohíbe el uso del reloj y no hay ninguno en las paredes cercanas, seguramente se busca que el PPL , pierda la noción del tiempo.
Una cabina telefónica, la utilizan 230 PPL todos madrugan a realizar sus llamadas a sus seres queridos, enviar saludos conocer si viene su visita, saber cómo están sus hijos, etc, todo eso en menos de tres minutos, la espera el larga y cansada.
Al momento no hay ninguna actividad, curso o taller en funcionamiento, el pasatiempo preferido es contar insectos, que los hay por cientos, de toda forma, color y dimensión.
Lo más grave y preocupante, es el aislamiento forzado al que estamos sometidos los PL, la gran mayoría pertenece a otras provincias provienen del Guayas, de Pichincha, del Napo y demás ciudades; alejados de sus familias de su entorno social, de sus amistades, las que deben hacer largos, costosos y peligrosos viajes para visitar a un interno.
Al llegar se encuentran con la novedad de que solo pueden ingresar cuatro visitas por PL, esas son “las normas internacionales” el cacheo respectivo y la retención de casi todo lo que trae la visita, porque casi todo está PROHIBIDO.
En este experimento de rehabilitación, todos esperamos que fin alguien se atreva a plantear iniciativas, proyecto y programas que constituyen NORMAS NACIONALES hacer ejecutadas, como: la reinserción en el entorno familiar, el desarrollo de talentos en todos los ámbitos, laboral, cultural, artístico, etc; la oportunidad de estudio y preparación (educación básica, secundaria y universitaria), proyectos productivos que integren al PPL y a sus familias, micro empresas, atención terapéutica, tratamiento de adicciones, programas comunicacionales que vinculen al PL en su entorno social y cultural.
Todas estas propuestas, no son el descubrimiento del agua tibia, surgieron en las MESAS DE TRABAJO impulsadas entre el anterior Ministro de Justicia y el Comité Nacional de Internos, sin embargo, muchas de estas iniciativas quedaron en el papel; con la llegada del actual Ministro José Serrano. Las mesas de trabajo0 fueron disueltas y todos quienes insistían en impulsar otra visión en la rehabilitación social, FUERON TRASLADADOS. Se prohibió las reuniones del Comité Nacional y para rematar el Ministro Serrano, amenazo con aplicar su plan de contingencia si se producía algún altercado en los centros.
Lejos quedaron los buenos deseos las expectativas y la posibilidad de contar con un sistema de rehabilitación que baya acorde con la realidad del país.
Ojalá no sea parte de “ las Normas Internacionales” el quedarse horas enteras sin agua, sin luz, con pésima comida y los días de visita, oír a nuestros hijos cuando nos cuentan llorando que les recibieron unos hombres armados, con uniformes, mal encarados (bravos), que les quitan los cordones de los zapatos y les revisan minuciosamente.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 5.546 seguidores