La madre… su palabra de fuego (tomado de poemas de prisión MR)

Cargada con maletas de recuerdos

esperanzados pensamientos, abrazos sinceros

llega la madre cruzando montañas de silencio

desafiando carreteras zigzagueantes

atravesando cordilleras de verde intenso.

 

En su rostro se labraron surcos de amor

en sus cabellos luces de bondad

en sus ojos horizontes de felicidad

en sus manos huellas de ternura…

toda una vida entregada a los suyos.

 

Su ejemplo de valor y coraje

su palabra firme y templada

suena como consigna en mi alma:

“nadie puede humillarnos hijo

por muy poderoso, por muy reyecito…”.

 

Sus ojos no derramaron lágrimas de dolor

por sus mejillas bajaron ríos de indignación

por la injusticia consumada

por el derecho pisoteado

por las mentiras mil veces repetidas…

 

Con su bendición de despedida

los abrazos sinceros

los recuerdos entregados

regresa la madre a su fiel hogar

espera ansiosa el día de libertad.

 

Antes de cruzar el umbral

alambradas y los ojos vigilantes

una nueva consigna de batalla

sale de su boca como fuego vibrante

la madre habla firme y segura:

“somos dignos y altivos hijo

nadie puede humillarnos

por muy poderoso, por muy reyecito…”

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: